top view of a plate of sliced onions, small cup of vinegar, small cup of red pepper flakes, and a measuring spoon

Estas cebollas encurtidas son el ingrediente perfecto para casi cualquier platillo. Las puedes utilizar en ensaladas, tacos, falafel, tostadas con aguacate, emparedados y muchas más opciones. Son perfectamente dulces, crujientes, ácidas y sorprendentemente fáciles de preparar.

En total requiere aproximadamente 30 minutos, pero 25 minutos de ellos son mientras las cebollas se remojan, así que requieren de muy poco esfuerzo.

También descubrí que las cebollas rojas tienen algunos beneficios para la salud, pero para mí su sabor es muy picante o fuerte para comerlas solas. El proceso de encurtido quita el sabor picante de las cebollas crudas, mientras que les deja los beneficios de las cebollas normales para combatir el colesterol.

Fuente natural de fibra y prebióticos

Los estudios han demostrado que comer una cebolla al día ayuda a aumentar el colesterol bueno y a disminuir el colesterol malo, además de prevenir los coágulos. Si te estás dando el gusto de comer una comida con mucho colesterol, prueba a añadir algunas de estas cebollas encima para ayudar a contrarrestar esto.

Las cebollas encurtidas también son una gran fuente de fibra y prebióticos. Para aquellos que no lo saben, los prebióticos son un tipo de fibra que el cuerpo es incapaz de descomponer, por lo que sirve de alimento para los probióticos y, por lo tanto, es muy importante para mantener una flora intestinal sana, la cual es esencial para la pérdida de peso y también importante para la salud y el bienestar general.

Hablando de flora intestinal, estas también contienen vinagre de sidra de manzana, este se conoce por ayudar a mantener esta flora intestinal debido a su alto contenido de probióticos. ¡Esto junto a los prebióticos de las cebollas lo hace la combinación perfecta!

Receta Paso a Paso

Para iniciar la receta, corta una cebolla roja en rodajas muy finas. Esto ayudará a que el vinagre se absorba más rápido.

 

Pickled onions

Luego, separa todos los aros de cebolla entre sí y envásalos en un recipiente de cristal del tamaño de una pinta.

Sliced red onion in a glass bottle.

Para preparar la mezcla del vinagre, coloca una fridera pequeña en la estufa a fuego medio y agrega ½ taza de vinagre blanco, ½ taza de vinagre de sidra de manzana, 3 cucharadas de jarabe de arce, 2 cucharaditas de sal y opcionalmente ½ cucharadita de hojuelas de pimiento rojo triturado.

Lleva todo esto a un hervor suave y viértelo en el envase con las cebollas. A continuación, coloca la tapa y déjalo reposar por 20-30 minutos o hasta que las cebollas se tornen de color rosado intenso. ¡Así está listo para servir!

pickled onions in a glass bottle.

 

Receta para cebollas encurtidas fácil de hacer

Ingredientes: 

  • 1 cebolla roja
  • ½ taza de vinagre blanco
  • ½ taza de vinagre de sidra de manzana
  • 3 cucharadas de jarabe de arce
  • 2 cucharaditas de sal;
  • ½ cucharadita de hojuelas de pimiento rojo triturado

Instrucciones:

  • Cortar la cebolla roja en rodajas muy finas
  • Colocar las rodajas de cebolla en un envase de cristal del tamaño de una pinta
  • Poner una fridera pequeña en la estufa a fuego medio y añadir los vinagres, el jarabe de arce, la sal y las hojuelas de pimiento rojo triturado
  • Llevar esto a un hervor suave
  • Verter sobre las cebollas y cubrir
  • Dejar reposar a temperatura ambiente de 20-30 minutos o a hasta que las cebollas tengan un color rosado intenso
  • ¡Listo para servir!

En resumen

Bread toast with avocado and pickled red onions

Estas cebollas encurtidas son deliciosas y fáciles de agregar a cualquier comida, además de fáciles de preparar. Son el balance perfecto de prebióticos y probióticos para mantener una buena flora intestinal y son una excelente opción si estás luchando con el colesterol.

Español
Español