Main picture for the article how to boost your immune system naturall. The photo contains grapefruit, a bowl of vegetables, boiled eggs, cranberries. Author: Trang Doan.

Este artículo te describirá algunas formas en que puedes ayudar a aumentar naturalmente tu sistema inmunológico, y la mejor parte es que estas técnicas no solo ayudarán a evitar que tú y tu familia se enfermen, sino que también te ayudarán a mejorar tu salud en general.

¡Oh no! Bacterias, Virus y Gérmenes

En estos días parece que lo único que los medios pueden hablar es sobre enfermedades bacterianas, virus, epidemias y pandemias. Esto ha hecho que la gente se preocupe sobre enfermarse y hacer todo lo que evite los gérmenes.

Pero la verdad es que evitar entrar en contacto con bacterias y virus es literalmente imposible. De hecho, vivimos en un mundo llenos de ellos, estamos constantemente expuestos por una larga variedad de microbios todos los días.

Pero antes de que entres en pánico, deberías de contestarte a ti mismo(a) algunas preguntas importantes:

¿Por qué algunas personas se enferman más que otras?

¿Debería de enfermarme cuando estoy alrededor de gente enferma?

¿Qué podría hacer para mantenerme saludable?

Echemos un vistazo a las respuestas de las preguntas antes mencionadas.

Porqué algunas personas se enferman mientras que otras no lo hacen

La historia de la humanidad nos ha demostrado que inclusive durante una peste tan mortal como la bubónica, la cual mató a millones, una gran cantidad de personas fueron capaces de sobrevivir.

¿Por qué algunas personas viven mientras otras mueren?

Fue su sistema de defensa inmunológica que los salvó.

La mejor protección contra invasores exteriores es un fuerte, saludable sistema inmune balanceado.

Tu sistema inmune tiene la habilidad de defenderse contra todo tipo de enfermedades. Esto depende de reacciones complejas entre los componentes de tu sistema inmune y los antígenos en los agentes causantes de enfermedades.

El sistema inmune puede reconocer invasores, puede montar un ataque en cada invasor como individuo y también puede recordar ese invasor particular para poder montar otro ataque preventivo de enfermedades en cualquier exposición futura.

Funciona las 24 horas, fortaleciendo su cuerpo para lidiar con la variada cantidad de bacterias, virus, microbios y otros en la vida misma. Juega un papel importante en mantener la salud a través de todo el cuerpo, incluyendo la función saludable de todos los sistemas del cuerpo, ayudándote a sentirte fuerte, energético y entusiasta acerca de la vida.

También tiene una influencia directa en tu salud. Cuando funciona normal, este ayuda a defender el cuerpo de cosas que nunca estás consciente. Es un maravilloso, delicado y balanceado sistema que debería de ser reconocido y tomar cuidado de el de forma diaria.

¿Te deberías de enfermar por estar expuesto a personas enfermas?

Woman lying on bed while blowing her nose.

El estrés de la vida moderna, una dieta pobre (alta en grasas y azúcar), falta de ejercicio, estar con sobre peso, contaminación y una incontable cantidad de otras cosas pueden reducir la efectividad del sistema inmune y hacer que uno esté más propenso a enfermarse.

Mientras que es mejor aislar las personas enfermas para que no infecten a otros, esto no es siempre posible. Pero cuando nuestro sistema inmune está funcionando en su máxima eficiencia estás con menor probabilidad de enfermarte aun cuando personas enfermas están a tu alrededor.

Prácticamente todos se pueden beneficiar de un sistema inmune mejorado, puede hacer toda la diferencia entre enfermarse y no enfermarse.

10 formas de mantener tu cuerpo saludable

Si te quieres mantener saludable, los siguientes consejos podrían realmente ayudarte:

1. Comer alimentos que incluyan grasas saludables.

El sistema inmune requiere de cierta cantidad de estas grasas beneficiosas para funcionar eficientemente y proveer la protección necesaria de patógenos y otras amenazas físicas.

Los ácidos grasos Omega-3 y otros buenos aceites que se encuentran en el pescado pueden ser grandes reforzadores y ayudarte a mantenerte saludable.

2. Haz suficiente ejercicio todos los días.

Woman with a pink jumper, breathing and doing exercise.

El ejercicio y la actividad física estimulan todos los tejidos y funciones corporales y te ayudará a mantenerte en buena condición física y mental. Deberías de al menos invertir 30 minutos al día a hacer ejercicio de algún tipo y hacer el esfuerzo de ser más activo en otras partes del día también.

3. Haz un arcoíris en tu plato.

La mejor dieta es la que incluye diferentes tipos de colores vívidos y tonalidades. Cada matiz representa cierto tipo de nutrientes y antioxidantes que pueden ayudarte a mantenerte en una condición máxima y evitar enfermedades y dolencias.

4. Toma agua

Recuerda tomar al menos 64 onzas de agua cada día. El agua es uno de los ingredientes necesarios para la vida y la salud. Este líquido ayuda a eliminar microbios innecesarios y sustancias en el tejido. Muchas personas con regularidad terminan enfermas debido a estar ligeramente deshidratadas y esto puede disminuir tu inmunidad.

5. No elimines todos los gérmenes de tu ambiente.

Muchos científicos puntualizan que el incremento de desinfectantes y otros agentes de limpieza han contribuido a esterilizar ambientes que no estimulan el desarrollo de la inmunidad. Es importante estar limpio, pero deberías de estar expuestos a gérmenes menores para promover un sistema inmune efectivo.

6. Escoge frutas con suficiente vitamina C.

Este nutriente es conocido por ser un reforzador y un remedio muy común durante gripes y resfriados. En este tipo de frutas se incluyen naranjas, toronjas, mandarinas, limones, limas y casi cualquier otro miembro de la familia de los cítricos. También hay algunos vegetales que son altos en esta sustancia.

7. Duerme al menos de 7 a 8 horas cada día.

Una de las razones más comunes por la cual las personas se enferman o terminan con algún tipo de enfermedad es la falta de sueño crónica. Cada individuo puede que tenga diferentes requerimientos en esta área, pero al menos dormir 6-7 horas mínimas es normalmente necesario.

8. Detén el uso del tabaco.

Fumar, masticar o practicar la “inmersión” de tabaco, todo esto te puede causar enfermarte o ser diagnosticado con alguna enfermedad seria. Estos productos contienen químicos causantes de cáncer y contribuyen a muchos cánceres como también a enfermedades.

9. Reduce el alcohol o evítalo completamente.

El alcohol se convierte en una toxina en tu cuerpo y va afectará la habilidad de tu cuerpo de combatir los atacantes, tanto fuera como dentro del mismo. Un cocktail ocasional tal vez no sea dañino, pero cuando este producto es usado regularmente los resultados pueden ser fatales en ocasiones.

10. Aprende técnicas de manejo del estrés

Tales como apartar personas negativas de tu vida, ejercicios, hacer caminatas largas, etcétera. Los efectos negativos de estrés en la inmunidad de tu cuerpo están documentados. Con el tiempo, esto puede acumularse y tener un efecto sobre qué tan saludable te mantienes y qué tan bien tu cuerpo puede luchar contra cualquier atacante.

Los consejos mencionados anteriormente pueden ser reforzados con diferentes suplementos herbarios que te describimos en la siguiente sección.

Suplementos que apoyan el sistema inmunológico

Herbal supplements, a white mortar and pestle, oils and plants.

Los suplementos herbarios son ampliamente promovidos como un medio para reforzar y mejorar la función del sistema inmune y mantener un alto nivel de salud.

Los siguientes suplementos han demostrado jugar un papel en ayudar a mantener un sistema inmune fuerte.

Bayas de Saúco Negro

Las bayas de saúco provienen del árbol de Sambucus, la cual tiene pequeñas flores color blanco o crema y pequeños arándanos azules o negros.

Las bayas de saúco han sido usadas por cientos de años por sus beneficios saludables. Son altas en vitaminas y antioxidantes que pueden ayudar a mejorar el sistema inmune. Pueden ayudar a disminuir la inflamación, a disminuir el estrés y a ayudar la salud cardíaca.

Muchas personas usan las bayas de saúco para ayudar a prevenir o aliviar los síntomas de gripes y resfriados.

Un estudio hecho en las bayas de saúco negras estandarizadas concluyó que estas "podrían por lo tanto ser beneficiosas en la activación del sistema inmunológico y en el proceso antiinflamatorio en individuos saludables o en pacientes con diferentes tipos de enfermedades. Además, podría tener un efecto inmunoprotector o inmuno-estimulante”

Puedes ver nuestro suplemento herbario de bayas de saúco en el siguiente enlace: suplemento de bayas de saúco..

Ajo

El ajo es una planta floreciente que crece de un bulbo. Ha sido usado por siglos tanto en la cocina y en la medicina herbaria.

Se dice que el ajo provee muchos beneficios saludables tales como ser un soporte inmune, ayudar a la presión arterial saludable, promover la disminución del colesterol, ayudar a la salud cardiovascular, etc.

El ajo contiene alicina la cual contiene propiedades antifúngicas, antibacterianas, antivirales que ayudan al sistema inmune a combatir microbios.

Estudios hechos en el extracto del ajo han demostrado que puede ayudar a modificar la inmunidad humana y ayuda a aliviar la inflamación la cual resulta en el mejoramiento de la salud.

Para mas información puedes ver nuestro ajo orgánico.

Ginseng

El ginseng es una raíz de la planta Genus Panax. Se consume en guarniciones, sopas, tés, etc... como también es usado en bebidas energéticas y suplementos alimenticios.

El ginseng ha sido usado por siglos para ayudar a incrementar los niveles de energía, para mejorar el estado anímico, reducir el estrés, ayudar al sistema inmunológico y mucho más. También ha sido llamado como “tónico superior” y se ha utilizado para recobrarse de alguna enfermedad.

Los estudios han encontrado que el ginseng es efectivo como antioxidante y da un refuerzo a la inmunidad..

Para más información puedes ir a ginseng coreano.

Aceite de Orégano

El orégano proviene de una planta con flores en la familia de la menta que crece en el oeste y suroeste de Eurasia y en la región mediterránea. El orégano se usa comúnmente en la cocina para hacer salsas, adobos y aderezos.

Se dice que el orégano tiene muchos beneficios curativos y saludables tales como antimicrobiano, antiviral, antifúngico, antioxidante y propiedades antiinflamatorias. También ayuda a promover una flora intestinal saludable.

El aceite de orégano ha sido utilizado desde la Antigua Grecia por su soporte al sistema inmunológico.

Los estudios sugieren que el aceite de orégano puede ayudar a tratar la gripe, ayuda a reducir la fiebre y a aliviar los síntomas respiratorios.

Para la información sobre este suplemento puedes visitar este link: aceite de orégano en cápsulas.

Hongos

Los hongos son setas que usualmente tienen un gorro y tallo. Hay diferentes tipos de hongos, algunos son comestibles, otros son venenosos y algunos son considerados “medicinales”.

Muchos hongos son considerados como “superalimentos” que proveen una variedad de beneficios saludables tales como ayuda digestiva, ayuda al equilibrio del azúcar en la sangre, mejora la energía y la función cerebral, ayuda a la fertilidad, etc.

Los hongos son también tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antivirales la cual ayudan al sistema inmunológico. Se ha establecido que los hongos son excelentes en la modulación inmune y tiene un afecto positivo en las células inmunes.

Para información puedes ver nuestro supplementos de la mezcla de 8 hongos.

Resumen

Hay varias formas de reforzar el sistema inmune naturalmente. Mantener una dieta saludable, ejercicio diario y reducir el estrés son maneras grandiosas de mejorar las defensas del cuerpo contra gérmenes, virus y bacteria.

Cada persona tiene sus propios retos y responsabilidades. La vida se puede volver agitada y obtener un descanso consistente o reducir el estrés puede ser difícil en ocasiones. Créeme me, ¡lo entiendo! Pero al añadir un suplemento herbario al mejoramiento de tu sistema inmune de forma rutinaria, le darás el refuerzo que tu sistema inmunológico necesita.

*Este artículo tiene fines informativos solamente. Las declaraciones anteriores no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Referencias: todos los vínculos a las referencias y estudios han sido verificados ✓.

Deja un comentario (todos los campos son requeridos)

Los comentarios van a ser aprobados antes de mostrarse.

Spanish
Spanish